DECIR SI GRISELDA GAMBARO PDF

Una ventana y una puerta de entrada. Dos tachos en el suelo, uno grande, uno chico, con tapas. Una escoba y una pala. Un espejo movible de pie. Es un hombre grande, taciturno, de gestos lentos.

Author:Shagar Sakora
Country:Guinea-Bissau
Language:English (Spanish)
Genre:Software
Published (Last):5 February 2019
Pages:246
PDF File Size:1.60 Mb
ePub File Size:14.64 Mb
ISBN:577-6-86621-953-6
Downloads:75595
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Dijas



Una ventana y una puerta de entrada. Un silln giratorio de peluquero, una silla, una mesita con tijeras, peine, utensilios para afeitar. Un pao blanco, grande, y unos trapos sucios. Dos tachos en el suelo, uno grande, uno chico, con tapas. Una escoba y una pala. Un espejo movible de pie. En el suelo, a los pies del silln, una gran cantidad de pelo cortado. El peluquero espera su ltimo cliente del da, bojea una revista sentado en el silln.

Es un hombre grande, taciturno, de gestos lentos. Tiene una mirada cargada, pero inescrutable. No saber lo que hay detrs de esa mirada es lo que desconcierta.

No levanta nunca la voz, que es triste, arrastrada. Entra Hombre, es de aspecto muy tmido e inseguro. Despus de un rato. Mira su reloj furtivamente. El Peluquero arroja la revista sobre la mesa, se levanta como con furia contenida. Pero en lugar de ocuparse de su cliente, se acerca a la ventana y dndole la espalda, mira hacia afuera. Hombre, conciliador.

Se nubl. Una pausa Hace calor, Ninguna respuesta. Se afloja el nudo de la corbata, levemente nervioso. El Peluquero se vuelve, lo mira, adusto. El Hombre pierde seguridad. No tanto Sin acercarse, estira el cuello hasta la ventana Est despejado.

Me equivoqu. El Peluquero lo mira, inescrutable, inmvil. Se lleva la mano a la cabeza con un gesto desvado. El Peluquero lo mira sin contestar. Luego le da la espalda y mira otra vez por la ventana. Hombre, ansioso. Se nubl? Luego se vuelve. No, barba, no. Mirada inescrutable. Silencio del Peluquero. S que no es cmodo, pero Bueno, tal vez me haga la barba. S, s, tambin barba. Se acerca al silln. Pone pie en el posapi.

Mira al peluquero esperando el ofrecimiento. Leve gesto oscuro del Peluquero. Hombre no se atrever sentarse. Saca el pie. Toca el silln tmidamente. Es fuerte este silln, slido. El Peluquero no contesta. Inclina la cabeza y mira fijamente al asiento del silln. Hombre sigue la mirada del Peluquero. Ve pelos cortados sobre el asiento.

Impulsivamente los saca, los sostiene en la mano. Mira al suelo Lentamente, el Peluquero niega con la cabeza. Claro, es una porquera. Se da cuenta de que el suelo est lleno de cabellos cortados. Sonre confuso. Mira el pelo en su mano, el suelo, opta por guardar los pelos en su bolsillo. El Peluquero, instantnea y bruscamente, sonre. Hombre aliviado, Bueno pelo y El Peluquero, que cort su sonrisa bruscamente, escruta el silln. Hombre lo imita. Impulsivamente, toma uno de los trapos sucios y limpia el asiento.

El Peluquero se inclina y observa el respaldo, adusto. Hombre lo mira, sigue luego la direccin de la mirada. Con otro rapto, impulsivo, limpia el respaldo. Ya est. A m no me molesta El Peluquero lo mira, inescrutable. Se desconcierta. Para eso estamos, no? Hoy me toca a m, maana a vos. No lo estoy tuteando! Es un dicho Silencio e inmovilidad del Peluquero. Muchos clientes? El Peluquero lo mira, inescrutable Bueno, no es necesario. Quizs usted est cansado.

Yo, cuando estoy cansado Pero como la peluquera estaba abierta, yo pens Estaba abierta, no? Me siento? El Peluquero niega con la cabeza, lentamente, Hombre. En resumidas cuentas, no es necesario. Quizs usted corte de parado. A m, el asado me gusta comerlo de parado. No es lo mismo, claro, pero uno est ms firme. Si tiene buenas piernas! Se interrumpe. No todos Usted s!

El Peluquero no lo atiende. Observa fijamente el suelo. Hombre sigue su mirada. El Peluquero lo mira como esperando determinada actitud. Hombre recoge rpidamente la alusin.

Toma la escoba y barre. Amontona los pelos cortados. Mira al Peluquero, contento.

HERNAN RIVERA LETELIER EL ESCRITOR DE EPITAFIOS PDF

DECIR SÍ Griselda Gambaro

Ministerio de Ed. Es en este contexto que se gesta el Teatro Abierto, 1 movimiento teatral de resistencia que se presenta en como protesta ante la dictadura militar. La actitud del Peluquero lleva al Hombre a un estado de shock que, a su vez, le fuerza a tomar el papel de conciliador. Se enfrentan palabra y gesto en el absurdo, desarticulando lenguaje y generando violencia. El Peluquero lo mira, inescrutable. Bueno, no es necesario.

HEAVEN TEXAS UN POSTO NEL TUO CUORE PDF

Una vez que el cliente llega, el hombre espera que el peluquero lo atienda. Y hasta le corta el cabello al peluquero. Cuando el peluquero finalmente invita al hombre a sentarse, sin usar ni una sola palabra, lo termina matando. Al final el peluquero se quita la peluca que lleva y la tira por la ventana. Personajes[ editar ] Ambos personajes muestran una actitud que no se espera de este tipo de relaciones. El Peluquero—hombre de edad y dominante.

Related Articles